Mipymes emplean a más de 500,000 hondureños

Piden agilizar la creación del reglamento del monotributo y simplificar procesos para formalizar una empresa.

San Pedro Sula, Honduras
Las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) se han convertido desde hace muchos años en uno de los “brazos fuertes” de la economía hondureña, según datos de la Secretaría de Desarrollo Económico (SDE).

En el país existen entre 550 y 700,000 mipymes, las cuales generan alrededor del 70% de los empleos que registra el sector privado; lo que se traduce en más de medio millón de puestos de trabajo, informó German Pérez Destephen, representante de la Asociación Nacional de Industriales (Andi).

Más del 40% de estas empresas está ubicadas en la zona urbana y el 60% en el área rural, con mayor concentración en Tegucigalpa y San Pedro Sula, detalló Pérez Destephen.

“La mayor parte del sector mipymes opera en la actividad comercial, incluyendo, hoteles y restaurantes. Este segmento representa el 66% del total de los negocios; siguiendo, los establecimientos manufactureros (incluyendo el agroindustrial) con un 25%; el resto está disperso en diversos sectores”, manifestó el representante de la Andi.

Hay 370,000 personas que generan recursos por su propia cuenta

Nuevos emprendimientos

Según un estudio del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep): Boletín del Mercado Laboral de 2016, en el país existen alrededor de 370,000 personas que generan recursos por su propia cuenta, y esa cifra va en crecimiento.

Pedro Barquero, director ejecutivo de la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés (CCIC), explicó que en los últimos años se ha despertado un boom de nuevos emprendimientos encaminados a convertirse en mipymes, esto ante la falta de espacios en el mercado laboral para absorber a los jóvenes que se van integrando a la población económicamente activa.

“La falta de empleo ha motivado a muchos jóvenes, incluso, a personas ya mayores a crear sus propias empresas para autoemplearse. Por eso es importante crear las condiciones idóneas para que ellos puedan desarrollar sus ideas de negocio y guiarlos para que sean funcionales”, manifestó Barquero.

Agregó que es necesario abrir ventanas de mercado para que los emprendedores puedan ofrecer sus productos.

66% de las mipymes están en la actividad comercial, incluyendo hoteles y restaurantes. Otro segmento que ha tenido mucho auge son los emprendimientos tecnológicos.

Además, se deben capacitar, ayudarlos a formalizarse y darles financiamiento. Mario Kafati, viceministro de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa, y del Sector Social de la Economía de la SDE, resaltó la importancia de este sector. “Las mipymes generan buena parte del producto interno bruto del país, y por eso estamos apoyando a este sector. Hemos desarrollado programas y puesto a la disposición fondos de financiamientos para poder impulsar el repunte de estos pequeños negocios, para que luego puedan convertirse en grandes empresas”, dijo.
Formalidad
Uno de los grandes retos de este segmento empresarial es lograr formalizarse.
Representantes de la Asociación Nacional de Medianos y Pequeños Industriales de Honduras (Anmpih) sostienen que cerca del 80% de estas empresas opera desde la clandestinidad, sin tributar al Estado. El restante, 20%, sí están formalizadas.

No obstante, los esfuerzos para revertir esa cifra ya se está haciendo. Así lo reveló Esperanza Escobar, presidenta de la Anmpih, quien agregó que los Centros de Desarrollo Empresarial (CDE-Mipyme) que han creado, y que tienen presencia en casi todo el país, buscan fortalecer a este sector a través de asesorías, talleres y un acompañamiento permanente.

“Muchas logran abrir sus negocios, pero no pueden mantenerlos a flote porque no tienen disciplina financiera ni administrativa”, manifestó.

 Agregó que con los CDE-Mipyme, promovidos por la Secretaría de Desarrollo Económico, con el acompañamiento de todos los actores del sector privado, han logrado alargar y mantener, en muchos casos, la vida de estas empresas.

Monotributo 

Luis Larach, presidente del Cohep, dijo que será crucial para las mipymes la aprobación del reglamento del monotributo, y la simplificación de los procesos para registrar las empresas, que en este momento son engorrosos. Aseguró que muchas mipymes cierran al año por los altos costos y los largos procesos que deben seguir para obtener un permiso de operación.

“Por la complejidad administrativa que se han creado durante varios gobiernos hemos perdido muchas mipymes. No podemos negar que se están haciendo esfuerzos para levantar a este sector, pero aún falta mucho por hacer”, dijo Larach.

Pasos para constituir debidamente un negocio

1. Escritura de constitución: Contratar los servicios de un notario para que realice las escrituras de la sociedad o comerciante.

2. Debe contar con el registro mercantil: Testimonio de escritura social o testimonio de la declaración de comerciante individual.

3. Registro en la CCIC: Una vez obtenida la escritura de constitución se debe registrarla en la Cámara de Comercio.

4. RTN y notificación de inicio de operaciones: En caso de que la empresa necesite registro sanitario se debe tramitar. ‘Una de las grandes debilidades de las pequeñas empresas es la parte administrativa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *