Empresas Siede y Audisis Ltda: “No se alteró información”

El gerente del Sistema de Escrutinio y Divulgación Electoral (Siede), José Montes, detalló la noche de ayer viernes, que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) tiene la garantía de conservar la información que recibió durante la recepción de datos de las Mesas Electorales Receptoras (MER).

“Toda la configuración del Tribunal que fue instalada el día de la elección, fue probada y basada en una infraestructura, donde se utilizan conceptos de alta disponibilidad y redundancia con la resolución técnica”, indicó, para agregar que el sistema cuenta con dos servidores, por si falla uno quede trabajando con el otro.

Amplió que el 29 de noviembre hubo una interrupción “y el problema que se generó es que el software que tiene la asignación de almacenamiento de la base de datos estaba llegando a su límite y uno de los procedimientos, si llegase a ocurrir ese tipo de situaciones, se tenía que interrumpir la trascripción de la información, para poder realizar un redimensionamiento del espacio, para poder darle mayor espacio a la base de datos”.

Montes apuntó que, “en ese momento hicieron todo un procedimiento, donde los acompañó la empresa colombiana Auditoría Integral y Seguridad de Sistemas de Información (Audisis), como protocolo para que ellos dieran fe de todas las operaciones que en ese momento se estaban realizando. Y que no se estaba cambiando lo que tenía que ver con la integridad de los datos, en la base de datos”.

“Dentro del informe se define la configuración que realizaron previamente y que fue probada adicionalmente, donde se indican las horas que ocurrieron las interrupciones, y hay una fotografía de los datos, una vez que se bajó el sistema para hacer el mantenimiento y otra después de levantar la base de datos, donde se puede identificar que los datos son exactamente los mismos”.

De tal manera, que “eso nos ayuda a evidenciar que de ninguna manera hubo una adición, sustracción o modificación de los datos de votación que estaban almacenados en la base de datos, eso es lo que nos permite poder garantizar que los datos nunca fueron comprometidos y que siempre se mantuvo la integridad de la infracción en los servidores del Tribunal”.

El experto dijo que, “se hizo para garantizar que todo lo que se estaba realizando en el Tribunal, con la empresa proveedora, se estaba realizando tal como se debería de hacer en una situación como la que se presentó”.

Reiteró que ellos pueden garantizar que “no hubo ninguna alteración en la integración de los datos. Que no hubo ninguna adición, ni sustracción de la información y que se tomaron todas las medidas correctivas y preventivas para reducir los riesgos que podrían alterar cualquier situación posteriormente”.

AUDISIS

El representante de la empresa colombiana Auditoría Integral y Seguridad de Sistemas de Información (Audisis), Euclides Cubillo, afirmó ayer que el sistema del Tribunal Supremo Electoral dejó íntegro la información que había recibido de las Mesas Receptoras Electorales (MER).

Lo anterior debido a la caída que sufrió el sistema el 29 de noviembre que retrasó el conteo de votos que estaba en proceso.

De acuerdo con la información que se ha examinado hasta la fecha, advirtiendo que vamos a hacer otras pruebas “hemos podido comprobar que la integridad de información, es decir no se alteró la información, no se adicionaron registros, no autorizados, no se perdieron registros, no se modificaron los registros que estaban gravados”, sostuvo.

“A la auditoría principalmente le interesa, no tanto la interrupción sino que durante esa interrupción no se hayan efectuado cambios que den origen a un posible fraude electoral”.

Hechos sobre la interrupción presentada en servidores de gestión de base de datos

  1. El sistema de transcripción está formado por servidores de archivo, servidores de aplicación, servidores de gestión de la base de datos y el equipo de almacenamiento donde se alojaba la base de datos (SAN –Storage Area Network-), todos armados en clúster para alta disponibilidad.
  2. Una vez se redimensionó el espacio en disco y se reanudó el flujo de trabajo del sistema de transcripción, el clúster de gestión del motor MS SQL comenzó a presentar inestabilidad ocasionando que el servicio se reiniciara cada 10 minutos.
  3. A las 5:30 pm se tomó la decisión de bajar el nodo1 (Servidor Primario) del clúster de servidores de gestión de la base de datos dejando el nodo 2 (Servidor Secundario), como el único servidor activo del clúster para recuperar la estabilidad del servicio de motor del MS SQL.
  4. El sistema de transcripción está formado por servidores de archivo, servidores de aplicación, servidores de gestión de la base de datos y el equipo de almacenamiento donde se alojaba la base de datos (SAN –Storage Area Network-), todos armados en clúster para alta disponibilidad.
  5. Una vez se redimensionó el espacio en disco y se reanudó el flujo de trabajo del sistema de transcripción, el clúster de gestión del motor MS SQL comenzó a presentar inestabilidad ocasionando que el servicio se reiniciara cada 10 minutos.
  6. A las 5:30 pm se tomó la decisión de bajar el nodo 1 (Servidor Primario) del clúster de servidores de gestión de la base de datos dejando el nodo 2 (Servidor Secundario), como el único servidor activo del clúster para recuperar la estabilidad del servicio de motor del MS SQL.
  7. Se decidió además trabajar en el nodo1 (Servidor Primario) para armar un nuevo escenario de gestión del motor MS SQL, como una medida de resguardo en caso que el nodo 2 (Servidor Secundario) comprometiera la alta disponibilidad.
  8. Esta gestión implicó, la reinstalación de todos los servicios del motor de MS SQL en el nodo 1 (Servidor Primario) ahora identificado como SQL 4 incluyendo la presentación de un mayor espacio de almacenamiento, y se configuró un servidor adicional SQL 5 con servicios de motor de MS SQL para realizar un espejo de la base de datos.
  1. La empresa encargada de la transcripción una vez el nodo 1 (ahora SQL4) había sido reconstruido, realizó un respaldo de la base de datos a las 9:47 pm y restauró la misma en el nuevo espacio de almacenamiento finalizando a la 13:05 pm, las cifras de control que muestran que este respaldo y restauración no sufrió ningún cambio en los datos vitales.
  2. Todos los procesos de restablecimiento del sistema fueron supervisados por los auditores de la firma AUDISIS para corroborar su completa transparencia, y su confirmación de que en ningún momento se alteró la confidencialidad, integridad y disponibilidad de los datos almacenados en la base de datos.
  3. Es importante mencionar que a pesar de la intermitencia la transcripción de datos nunca se detuvo el proceso completamente.
  4. Todas las informaciones pueden corroborarse físicamente en los diferentes logs de eventos de los servidores, esto para proteger que las evidencias tengan la integridad necesaria.

David Matamoros: “Estamos abiertos a una auditoría internacional”

Autoridades del Tribunal Supremo Electoral (TSE), explicaron anoche que la caída del sistema no modificó los datos, mientras recibían la información de las Mesas Electorales Receptoras (MER).

Lo anterior fue detallado en conferencia de prensa por el presidente del TSE, David Matamoros, quien consideró que no hubo alteración de los resultados, ya que esa misma información era recibida por los diversos partidos políticos.

“Vamos a dar toda la información de cuántas actas vinieron a través del sistema remoto, de cuántas fueron procesadas en la sede de Instituto Nacional de Formación Profesional (Infop), toda esta información se la vamos a enviar a los representantes de la Organización de Estados Americanos(OEA) de manera pormenorizada”, afirmó Matamoros.

Confirmó que, “el sistema que se usa en el TSE para recepcionar la información, está abierto a una auditoría internacional, si así lo requieren los partidos”.

Agregó que tiradas las actas llevarán con el número de mesa, fecha de llegada, hora y trasmisión. Son 4,753 actas las que van a revisar con votos a escrutar, iniciando por el departamento de Francisco Morazán, Olancho y Santa Bárbara.

El funcionario por otra parte indicó que son 893 mesas las que van a escrutar de Intibucá, La Paz y Lempira, para conocer cuántas personas votaron en estos departamentos. Además están procesando los nombres de los miembros de las MER acreditados por los partidos políticos, en los departamentos de Atlántida, Cortés, Yoro, Colón y Francisco Morazán.

De esa manera, anoche presentaron la entrega de un informe técnico a los distintos sectores, tanto a los partidos políticos como a los organismos internacionales, sobre los que sucedió el 29 de noviembre en lo relacionado con la interrupción que tuvieron en la plataforma procesadora de datos.

Denunció que el sistema de trasmisión de datos ha sufrido varios ataques de jaqueo, pero no lo han podido penetrar, porque está bien protegido contra esas acciones cibernéticas.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *