Informe no encontró ni una prueba de fraude OEA: JOH ganó en conteo con actas de la Alianza y del PL

·        Se tomaron como muestra 361 actas de la Alianza, del PL, PN y del TSE. En todas, el candidato del Partido Nacional resultó vencedor.
·        No hubo sobredimensión de votos en Lempira, La Paz e Intibucá, ya que la participación reflejó el comportamiento histórico.
·        Auditoría informática revela que “no identificó acciones concretas con el propósito de alterar de manera dolosa los resultados del escrutinio o publicación de los resultados”.
·        Misión internacional concluye que “no puede confirmar que el SIEDE haya sido manipulado con dolo”.
·        Los escrutinios especiales de actas no alteraron de manera significativa los resultados originales del TSE.
·        La MOE puede concluir que “en casi la totalidad de las actas hay coincidencia entre las oficiales y las obtenidas por los partidos”.
·        “La mayoría de impugnaciones no estaban debidamente motivadas ni contaban con los elementos probatorios necesarios que acompañaran sus denuncias”, señala.
Tegucigalpa. La Misión de Observación Electoral de la Organización de los Estados Americanos (OEA) reconoció este domingo en su segundo informe el nivel de cumplimiento de las seis recomendaciones que fueron planteadas para devolver la credibilidad al proceso electoral.
En un extenso informe, la misión enumeró cada una de las seis recomendaciones y el nivel de cumplimiento de las mismas, así como los principales hallazgos. Además, agregó un aspecto más relacionado con la realización de un conteo, para el cual se tomaron como muestra 361 actas de cada partido y del Tribunal Supremo Electoral (TSE).
Cabe destacar que el Partido Nacional ganó en los cuatro conteos, es decir, gana con las actas de la Alianza, con las del Partido Liberal, con las del propio Partido Nacional y con las del TSE.
Anuencia de JOH
El documento señala que “el candidato presidencial por el Partido Nacional Juan Orlando Hernández Alvarado aceptó las conclusiones y recomendaciones del informe de la MOE/OEA, y manifestó su compromiso de someter los resultados de las elecciones a un escrutinio técnico, con acompañamiento de los observadores nacionales y sociedad civil hondureña”.
A la vez lamenta que, “pese al sustento técnico y de base científica de las recomendaciones de la Misión, el candidato presidencial por la Alianza de Oposición Contra la Dictadura Salvador Nasralla no firmó el acuerdo”.
Durante la lectura del informe, por parte del jefe de la MOE/OEA, Jorge Quiroga, se agradeció al TSE por haber tenido en cuenta las recomendaciones; los miembros de la Misión fueron testigos en los escrutinios especiales y realizaron una auditoría acotada al Sistema Integrado de Escrutinio y Divulgación Electoral (SIEDE).
El nivel de cumplimiento de las seis recomendaciones es el siguiente:
RECOMENDACIÓN 1. El cotejo de las 1.006 actas que fueron sometidas a escrutinio especial con las originales recibidas, para ver si son parte de aquellas que fueron transmitidas en línea o parte de aquellas que fueron procesadas una vez llegaron al Centro de Acopio Nacional Electoral, ubicado en las instalaciones del INFOP.
El día 4 de diciembre se inició el procedimiento de escrutinio especial sobre 1,001 actas de cierre. De estas, el 61.4% habían sido transmitidas el día de la elección, es decir, la imagen se escaneó y transmitió desde el centro de votación.
Sólo un 23.2% se escaneó al llegar al INFOP. El restante 15.4% de actas (correspondientes a 155 MER) no llegó al INFOP dentro de las maletas electorales (Estas solo representan el 0.85% de la totalidad de las actas de la elección presidencial).
Este escrutinio especial se hizo con la presencia de los representantes de la sociedad civil, de observadores internacionales y la Misión de la OEA, que estuvo presente de manera permanente.
En este proceso, se “recontaron las boletas contenidas en cada uno de los paquetes electorales y confeccionaron actas nuevas. Este procedimiento permitió completar el faltante de actas y confirmar la validez de los votos contenidos en las maletas”.
La Misión tomó nota de que no existe un instructivo homologado con pasos preestablecidos y responsabilidades para atender el escrutinio especial. Sin embargo, la Misión destaca la decisión del TSE de realizar un reconteo total de este grupo de boletas.
RECOMENDACIÓN 2. La verificación de las 5.174 actas del Tribunal Supremo Electoral (TSE) que no fueron transmitidas la noche de la elección, realizando un recuento de votos de las actas que presenten inconsistencias.
Este segundo proceso de escrutinio especial se inició el 8 de diciembre y contó con la presencia de los observadores nacionales e internacionales.
Se depuraron 383 actas que fueron parte del primer escrutinio y 25 actas de voto en el extranjero. La cantidad de documentos pasó a ser 4.753.
El procedimiento recomendado por la MOE/OEA era cotejar las actas del TSE con las de la Alianza de Oposición, pero “al no recibir las actas por parte de este partido, el TSE decidió revisar y recontar el 100% de las actas procedentes de estas MER. La Misión considera positiva esta determinación de la autoridad electoral, que fue más allá de lo recomendado”.
La Misión observó que las maletas electorales que se entregaron a los grupos de escrutinio especial llegaron selladas. Asimismo, en un alto porcentaje de los casos las bolsas que contenían los votos venían selladas con cinta, dándose algún caso en el que estaban cerradas o amarradas con un nudo.
(Nota del editor: Lo anterior desvirtúa la denuncia de la Alianza en el sentido de que las maletas habían sido abiertas o violentadas durante su retorno a Tegucigalpa).
En días pasados la Alianza también denunció que se habían introducido votos a las maletas y que esas papeletas ni siquiera estaban dobladas sino lisas.
Al respecto, el informe de la MOE OEA observó: “en un pequeño número de mesas se contaron como votos válidos aquellos contenidos en papeletas que no tenían señales propias del manejo que les dan los votantes y los miembros de mesa al contarlas. Estas papeletas se encontraban como nuevas, inclusive sin pliegues”.
En ese sentido, de acuerdo al informe, el TSE explicó a la OEA que “al ser guardadas de nuevo en las maletas electorales, las actas (votos) se enrollan, lo que podría explicar que al desenrollarse para el escrutinio especial se vieran alisadas”.
El proceso de escrutinio especial se cerró oficialmente a las 2:20 a.m. del día domingo 10 de diciembre. El resultado entre las dos primeras fuerzas se modificó de la siguiente manera: el Partido Nacional pasó de tener un total de 1.412.055 votos a tener 1.410.877 votos, es decir, perdió 1,178 votos.
La Alianza de Oposición Contra la Dictadura pasó de contar con un total de 1.359.578 votos a 1.360.407 votos, en otras palabras sumó 829 votos. Lo anterior, debido a que en algunos casos se validaron votos nulos o blancos, y en otros se corrigió el sentido original de la votación.
RECOMENDACIÓN 3. La revisión de la participación en la votación de los departamentos de Lempira, Intibucá y la Paz, tomando el 100% de las Mesas Electorales Receptoras (MERs) de cada uno de los departamentos.
Ante la denuncia de la Alianza de una “participación sospechosamente alta” la MOE/OEA revisó la información sobre la participación histórica en estos departamentos disponible en Internet y la entregada por el TSE.
Este análisis de cada proceso electoral arrojó que desde 2001 el nivel de participación (70% aproximadamente) se ha mantenido relativamente constante a través del tiempo en los tres departamentos. Solo en 2009 hubo una baja en la participación que dejó los valores de Lempira e Intibucá por debajo del 60%. En la elección de 2017 la participación en Intibucá se redujo con respecto a la de la elección inmediatamente anterior (2013).
RECOMENDACIÓN 4. El establecimiento de una etapa razonable para la presentación de impugnaciones. Debido a los retrasos en los escrutinios ordinario y especial, se exhorta al Tribunal Supremo Electoral a ser flexible en la recepción de estas impugnaciones y a resolverlas con todas las garantías procesales, de forma individualizada tras un cuidadoso análisis debidamente fundado y motivado.
Dado el retraso en el inicio del escrutinio especial, la MOE/OEA recomendó que se estableciera un plazo razonable para la presentación de estos recursos. Acogiendo esta sugerencia, el TSE resolvió ampliar este periodo, que vencía el 6 de diciembre, hasta el día 8 de diciembre a las 24 horas (Acuerdo 21-2017).
En este tiempo, y de acuerdo con la información entregada por el TSE, la autoridad recibió 128 impugnaciones relacionadas con las elecciones generales. “La mayoría de estas no estaban debidamente motivadas ni contaban con los elementos probatorios necesarios que acompañaran sus denuncias”, señala el informe.
La MOE OEA recuerda en este punto que “el derecho de impugnar la declaratoria de elecciones aún se mantiene y para ello se cuenta con un plazo de cinco días a partir de su publicación en La Gaceta”.
RECOMENDACIÓN 5. La publicación de los listados de los miembros de las MER de los departamentos de Atlántida, Colón, Cortés, Yoro y Francisco Morazán.
El día 14 de diciembre el TSE entregó a la MOE/OEA la lista de las 81.710 personas que integraron las mesas en los departamentos de Atlántida, Colón, Cortés, Yoro y Francisco Morazán. “La Misión agradece esta información y destaca que sería importante que el TSE contara con estos datos antes del mismo día de la elección”.
Esta situación será posible cuando la modalidad de integración e identificación de miembros de las MER sea modificada de acuerdo con las recomendaciones realizadas anteriormente por las misiones de la OEA.
RECOMENDACIÓN 6. La verificación de la integridad del Sistema Integrado de Escrutinio y Divulgación Electoral (SIEDE) y de sus componentes.
La Misión de la OEA reconoce que el día miércoles 29 de noviembre el Sistema Integrado de Escrutinio y Divulgación Electoral (SIEDE) presentó fallas durante 13 horas, en seis de las cuales no estuvo disponible.
La Misión destaca que el TSE cumplió en entregar un informe a la MOE sobre la interrupción del procesamiento de resultados y la Misión consideró necesario obtener información propia a partir del trabajo de técnicos contratados por la OEA especialmente para este fin.
Aclara que debido al escaso tiempo disponible se optó por una auditoría acotada, quedando claramente definido que no se trata de una auditoría integral al sistema ni de una actuación forense.
“Es importante aclarar que, por tratarse de un proceso todavía en curso, se realizó una auditoría no invasiva, evitando ejecutar herramientas y/o scripts sobre los sistemas y equipos al servicio del TSE. Las actividades de la auditoría se desarrollaron entre el domingo 10 de diciembre y el viernes 15 de diciembre de 2017, abarcando el estudio desde el 26 de noviembre hasta la finalización del escrutinio provisorio”, añade el informe.
La Misión de Observación concluye que “el trabajo de auditoría no identificó acciones concretas con el propósito de alterar de manera dolosa los resultados del escrutinio o publicación de los resultados; no obstante ello, concluye que el sistema, tal como se operó, no era lo suficientemente robusto para impedirlo”.
(Nota del editor: En este punto, cabe destacar que aunque el sistema no era robusto, fue la Alianza de Oposición quien pretendió que se declarara ganador a su candidato Salvador Nasralla con los datos de la transmisión y sin considerar los conteos voto por voto y de actas físicas que ellos mismos habían exigido como único resultado válido).
Muestra de actas
Además de las seis recomendaciones, y ante las denuncias de la Alianza sobre alteración de actas, la MOE OEA analizó la concordancia de las actas obtenidas por los partidos políticos con las divulgadas por el TSE.
“La Misión realizó un estudio estadístico con base en una muestra representativa a nivel nacional de 361 actas. La selección de estas actas estuvo basada en el padrón y el mapa electoral, teniendo en cuenta sitios de votación rurales y urbanos. Para llevar a cabo este ejercicio se utilizaron las actas entregadas a la MOE/OEA por el Partido Nacional, la Alianza de Oposición Contra la Dictadura y el Partido Liberal, así como las divulgadas por el TSE”, indica.
La MOE OEA, al analizar las actas de cada partido, determinó que en todos los conteos el ganador fue el Partido Nacional, inclusive en las actas de la Alianza tomadas para esa muestra.
En el análisis de esa muestra de 361 actas, los resultados para el Partido Nacional fueron: 41.37% en las actas del TSE, 41.26% en las actas del Partido Liberal, 41.42% en las actas de la Alianza y 41.36% en las actas del propio Partido Nacional.
En cambio la Alianza obtuvo en esa misma muestra de 361 actas los siguientes resultados: 41.04% en las actas del TSE, 41.01% en las actas del Partido Liberal, 41.42% en las actas de la propia Alianza y 41.13% en las actas del Partido Nacional.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *